UNA DE SUEÑOS Y AMIGOS – Lera Sacos

Hace ya unos años que Juan y yo, tenemos ganas de esquiar la Lera Sacos, no es una gran esquiada, pero si que es una esquiada llamativa y emblemática del Valle de Pineta, bajar de los llanos de Larri hasta el Parador de Monte Perdido en cuestión de minutos, siempre es atractivo.

 

 

Aproximando por la pista de Larri

Durante esta semana hemos estado realizando actividades de esquí de montaña, aprovechando las ultimas nevadas en el valle de Pineta y en una de las reuniones en el refugio de Pineta, acordamos ir a esquiar la Lera Sacos, iremos los cuatro locos que estamos ahora por el valle, Juan, amigo y guía de montaña, Ángel, guarda del refugio de Pineta, Pepe, el fotógrafo oficial del valle durante el mes de febrero y un servidor. 

Pico Pineta y Garrien, aunque el Monte Perdido esta cerca, estos son los reyes del Valle de Pienta

 

Quedamos los cuatro en el Espacio Nórdico de Pineta, nos ponemos las tablas y comenzamos a subir, esta mañana escogemos la pista de Larri, pero hay que tener muy en cuenta el riesgo de aludes si tomamos esta pista, vamos remontando el bosque poco a poco hasta que llegamos a los llano de Larri, un valle colgante afluente del valle de Pineta, una vez en la Larri, remontamos hacia la derecha por una zona de bosque bajo, en el que hay que leer bien el camino para no jabalinear mucho, una vez salgamos del bosque, estaremos en la Lera Sacos, tendremos una pala de 300m. de desnivel delante de nosotros.

Borja en Pleno descenso, con el circo de Pineta al Fondo

 

 

 

Comenzamos el descenso, el primero en abrir huella es Ángel y le seguimos el resto, poco a poco vamos descendiendo esquivando las piedras y buscando bien la salida, es importante encontrar la canal buena de salida para no jabalinear mucho hasta el camino del GR-11 que nos dejara en el Parador de Monte Perdido.

Juan, Boja y Ángel después de realizar el descenso.

AMIGOS, EN VIDA Y CON LA CUMBRE, Y SIEMPRE EN ESE ORDEN.

Publicado en Uncategorized.